23.3.09

No tiene precio.


Hay cosas que no se pueden pagar con dinero. Para mi el tiempo libre es una de ellas.

El viernes 13 ya tenía las piernas devoradas después de cuatro días seguidos de telemarkeo brutal por Valgrande-Payares. Hace calor y a medio día tenemos esa nieve primavera lenta y difícil de mover que tanto me divierte porque con estos pedazo de tablones de telemark con 85 de patín que últimamente me acompañan a todas partes te lo vas comiendo todo.

En la televisión veo que la previsión del tiempo apunta a una nueva semana de tiempo espléndido. Tras las últimas tensiones en el curro necesito relajar y seguir alejado de la oficina. No voy a desaprovechar esta conjunción de astros: sol y nieve abundante, así que recurro al "comodín de la llamada" o sea que solicito un permiso sin sueldo para no tener que aparecer por la oficina durante toda la semana.

Y me escapo hasta mi refugio pedricero de caóticas formas, donde encuentro siempre la paz.

Sin premuras, disfrutando de la tranquilidad, hago un poco de todo: escalo sencillas placas graníticas verticales y con canto ya que con este calor la adherencia está cara, telemarkeo por la estación de Valdesquí junto con un par de miembros de la secta que casualmente me encontré por las pistas, corro por los bosques de coníferas y jaras ya a punto de primavera, hago alguna incursión telemarkera por las cumbres de la Sierra de Guadarrama foqueando el Pico Valdemartín y Las Cabezas de Hierro para después deslizarme por sus soberbias caras sur , me siento a diario en la primera fila del gran espectáculo del atardecer,...







...y es que poder hacer todas estas cosas que tanto me gustan en una bella semana de Marzo, realmente no tiene precio.

8 comentarios:

M.Eugenia dijo...

Que bien te lo pasas, a mi me quedan 24 días para irme... que ganas de desconectar.
Besos

シbilly dijo...

estupendo me imagino que te la pasate muy bien, la verdad es que si no tiene precio vivir todo esto,cosas como estas te hacen sentir lleno de vida,saludos

Duba dijo...

MEugenia ya se que te vas pronto...y vaya envidia. Irán es un país alucinante para hacer turismo. Lo de vivir allí ya es otra cosa. Lo único, escoge un pañuelo bonito que sino vas perder el glamour en las fotos.
Besos.

Duba dijo...

Sí Billy, hacer aquello que nos apasione nos hace sentir muy vivos. Y como la vida ya suele ser bastante dura pues al menos hay que endulzarla.
Saludos.

CRISTINA dijo...

Tú y Eugenia os lo montáis como que muy bien con esto del curro, los días libres, las vacaciones acumuladas...
¡¡¡Y hacéis muy bien!!!

Besos.

Duba dijo...

Cristina: MEugenia y yo hacemos lo que podemos por vivir bien, por supuesto que un buen trabajo es importante pero más lo es la actitud ante la vida. Si supieras la cantidad de compañeros torpedos que tenemos que no tienen ni idea de vivir con intensidad.
Besos.

M.Eugenia dijo...

Me he preparado un pañuelo de tela de cachirulo de 1,20 x 1,20, eso para entrar al pais, y ara darle glamour me llevo el velo de la danza del vientre.
Besos

Duba dijo...

Tú siempre tendrás glamour... independientemente de la tela que lleves en la cabeza. Eso seguro.
Besos.