5.10.14

Carreteras


Patagonia Austral. Septiembre del 2014.

Sentados en el asiento del autobús recorremos durante horas las interminables estepas patagónicas.

Somnolientos, la aparente apatía producida por horas y horas de viaje no impide que poderosas imágenes, como nítidos flashes, se cuelen por los cristales del auto:

Cielos límpidos, camiones escupiendo polvo, ganado pastando apacible en las estancias, aves surcando los cielos, barcos que nos transportan al otro lado por caminos de mar, horizontes de lejanas montañas hacia las que nos dirigimos.
























































1 comentario:

xirib dijo...

ohhh hermosas montañas.