29.10.08

El Valle Blanco.


Mirando a través de la ventana de la cocina veo como cae sin tregua la persistente y fría lluvia que ya huele a nieve, y con el ruido del agua y el viento se hacen más nítidos los recuerdos de pasadas y apasionantes esquiadas.

Toño, Mikel, Karlos, Aitortxu y yo hace unos años en una de nuestras frecuentes escapadas alpinas aprovechamos una mínima ventana de buen tiempo para bajar el Vallée Blanche.

Es una esquiada legendaria, en la que tras remontar en teleférico desde Chamonix hasta la L'Aiguille du Midi tienes un descenso salvaje de más de 16 kilómetros hasta darte de bruces con el tren cremallera de Montenvers, deslizándonos sin tregua por la interminable Mer de Glace mientras nuestros sentidos llegan al límite cuando las tablas una y otra vez giran rodeadas de míticas cumbres alpinas.

Con estos recuerdos frescos aún en la memoria, suspiramos manteniendo la ilusión por disfrutar de un próximo invierno que sea blanco y gélido.




10 comentarios:

M.Eugenia dijo...

Como siempre...¡¡¡VAYA PEDAZO DE FOTOS !!!! me quedo si palabras :-o, que envidia.... pero esta vez de la mala, porque yo no puedo hacer esas fotos.
Y no desesperes hoy he oido en la radio que ya va a nevar, así que ya te queda poco.
Un besazo.

CRISTINA dijo...

No me gusta la naturaleza. Y menos las montañas. Bueno, no es que no me gusten, simplemente es que no son lo mío. Lo mío es más de asfalto y de ciudad y como mucho, puestos a hacer alguna actividad física, el agua.

Y dicho ésto te diré que hace días que miro tu blog, llegando a él a través del de Eugenia y que me parece precioso. Es genial lo que escribes y lo que cuentas y desde luego las fotos son espectaculares. Y no sólo por la calidad técnica, ahí algo más, transmites mucho.

Besos.
Volveré.

CRISTINA dijo...

Qué vergüenza, he escrito "ahí algo más", quería decir "hay algo más, ahí..." Qué bruta, yo.

He estado releyendo el post sobre Irán. Y viendo las fotos, claro.
Te digo lo mismo que antes. Me parece todo muy interesante, y, desde luego, precioso, bonito de verdad.

Saludos.

F dijo...

Eduardo, llegué aquí dende La Sacabera Errante y, la verdá, nun me presta tanto como les montañes pero se-yos acerca bastante.

¡Vaya fotos!. Y vaya manera de ponenos los piños llargos. A ver esti Sábadu si cubre un poquitín.

Muy prestoso. Gracies.

CRISTINA dijo...

Esta mañana, desayunando antes de ir a trabajar estaba viendo las noticias y han dicho que nevó mucho en Asturias.
Y me he acordado de tí y de tus montañas.

Duba dijo...

Cristina no te conozco pero el que seas amiga de Maria Eugenia me lo dice todo. Muchísimas gracias por tus comentarios, no sólo de subir y bajar montañas se alimenta mi espíritu, tengo otras muchas inquietudes y leer "cosmonauta" me produce un gran placer. Por cierto, mañana cogeré los esquís para hacer la primera bajada de la temporada si el tiempo lo permite. Besos.

Duba dijo...

Hola F. Gracies poles toos lletres anque ainda toi entrugándome quién yes. Nun me decato, anque si me llames Eduardo ye que me conoces dende hai tiempu abondu.

aitor dijo...

Hola DUBA!
Una vez mas felicitarte por el esfuerzo realizado. Mas aun si cabe pq no son fotos recientes de un viaje del k acabas de venir. Las has retocado todas a la perfeccion y me has vuelto a hacer disfrutar de la inigualable bajada del VALLE BLANCO.
Te animo a seguir en lo k puedas. Sabes k todas mis diapositivas y fotos estan disponibles para ti.
Un abrazo.

aitor dijo...

Ah, se me olvidaba!! Te acuerdas k me decias pq daba la direccion del blog a tanta gente y k bien te vendia, incluso entre los no alpinistas y escaladores. Creo k tienes la respuesta con "los comentarios". Si hay algo bien hecho y digno de valorar, pq no hacerlo?? Sera k te lo mereces...
Un saludo tb a los fans, claro k si.

Duba dijo...

No Aitortxu, soy yo quien tiene que dar las gracias. Gracias por ser mi compañero de viaje y haber compartido conmigo tantas intensas vivencias por el mundo... y por abusar de ti aprovechándome de tus esfuerzos preparando los viajes y hasta de las bonitas fotos que haces. Besos y abrazos.