13.9.08

Irán con los esquíes.

¡Ir a esquiar a Irán! ... como se os puede ocurrir semejante locura....



...si allí odian a todos los occidentales. Es un país repleto de fanáticos islamistas que os degüellan por ser infieles y después lo cuelgan en Internet.... y además... ¡que montañas vais a encontrar allí ! ....si es todo puro desierto...




...esa era la reacción general cuando decíamos que el próximo viaje sería a Irán.


Qué fácil es dejarse llevar por los tópicos y por las informaciones tergiversadas que continuamente nos bombardean desde nuestros imparciales medios de comunicación.

Aunque ya teníamos buenas referencias del país por amigos que habían estado, comenzamos nuestro viaje con cierta inquietud por las preocupantes noticias acerca de la situación en Irán, pero enseguida nos dimos cuenta que la antigua Persia iba a ser toda una sorpresa, un país repleto de gentes extremadamente amables, de paisajes exuberantes y de ciudades majestuosas que convirtieron nuestra estancia en un verdadero placer para los sentidos.





Es cierto que karlos, Aitor, Karpio y yo no sufrimos las inconveniencias que una mujer debe soportar en una República Islámica y visitando países con este tipo de gobiernos autoritarios te ratificas en lo bien que vivimos en la Europa rica y democrática, ...aunque la verdad es que el que tiene dinero vive bien en cualquier parte del mundo.



Lo que tengo clarísimo es que no deseo vivir en ningún país en el que los imanes, curas, gurus, o como se llamen, ejerzan el poder. En este aspecto coincido plenamente con Karl Marx: la religión es el opio del pueblo.


Prosiguiendo con nuestro hábito de intentar esquiar montañas por todo el mundo, este Abril del 2008 nos decidimos por el Damavand, la montaña más alta de Persia. Un volcán de 5.610 metros situado al norte de Tehran, en la cordillera de los montes Elburz. Al ser un volcán tiene esas palas amplias, largas y de pendientes suaves que tanto nos gustan a los esquiadores de montaña.


Monte Damavand

Pero claro, para poder esquiar tiene que nevar y últimamente el tiempo está tan absolutamente loco que nunca sabes lo que te vas a encontrar. Y lo que nos encontramos fue un año con poca nieve en las montañas, especialmente en el Damavand donde el viento se la llevó casi toda dejando el monte bastante pelado, y la poca que quedaba era igual que hielo de pescadería. La imagen idílica de la foto fue sólo un sueño frustrado.



Pero eso no es problema, si no se puede con esquíes pues se sube andando... llegar a la cumbre y ver "el mundo desde allí arriba" compensa sobradamente del esfuerzo de volver a ser de "infantería".



Y si queremos disfrutar de esquiadas salvajes pues buscamos el lugar idóneo. Y en Irán ese sitio es, sin lugar a dudas, el macizo de Takht-e-Soleiman con abundantes y agrestes montañas de más de 4.000 metros de altura, y el impresionante paredón del Alamkouh como montaña más representativa.


Hicimos un par de esquiadas antológicas, con bajadas de más de 2.000 metros de desnivel por nieve virgen y sin ver a absolutamente nadie más en todo el macizo. El estar en un entorno tan agreste y en absoluta soledad es una sensación que resulta muy excitante para un montañero y es que en nuestros países ésto es cada vez más difícil y la masificación ya llega hasta a las montañas.



Terminada la fase deportiva comienza otra tal vez aún más intensa, sobre todo en un país tan antiguo y con una historia tan rica como El Irán, la de recorrer el país y visitar alguna de sus ciudades más bellas.

Tehrán es una metrópoli de unas dimensiones enormes, rebosante de vida, con un gigantesco bazar que es un festín para todos los sentidos. Tal vez no sea una ciudad bonita pero sí que es una explosión de vitalidad.



Isfahan es tal vez la ciudad más asombrosamente bella que he visto en mi vida. Sus mezquitas, jardines, puentes, plazas, la vida que fluye por sus calles....son un espectáculo inigualable.




Shiraz es otro ejemplo de la grandiosidad de las bellas ciudades persas, repleta no sólo de monumentos impresionantes sino sobre todo de gentes afables y alegres.....te hacen sentirte muy vivo.


Cerca de Shiraz te encuentras de bruces con la historia, visitando Persépolis, la antigua capital del imperio persa te ves súbitamente inmerso en la grandiosidad de la historia clásica, esa que te hace soñar....sentado al pie de la tumba de Artajerjes III te puedes imaginar a Alejandro Magno entrando a caballo en la capital del imperio Aqueménida tras derrotar al más grande ejercito de la época en la épica batalla de Gaugamela...



En definitiva, Irán es un país que merece la pena visitar bajo cualquier punto de vista. Hay multitud de bellas montañas, míticas ciudades, no hay masificación turística (...vamos es que no hay ni turistas), es realmente barato, el pueblo iraní es el más afable y educado que me he encontrado nunca, se come muy bien, es tranquilo y seguro.

Y aunque parezca inverosimil a Bin Laden ni lo vimos.

5 comentarios:

M.Eugenia dijo...

Despues de leer esto creo que ya se cual va ser el proximo destino.
Por cierto, no veas que malabares hay que hacer con tu blog ya que estamos en un ciber en Thiansui y no procede que se vea la bandera de la libertad para el Tibet, aunque yo este de acuerdo contigo.
Besos

Antonio dijo...

Yo ya tenia en mente hace tiempo el ir a Iran, y ahora que el futuro presidente de EE.UU. puede ser "Obama Bin Laden" o el de las patatas Mcain (a cual peor) hay que darse prisa antes de que decidan hacer de las suyas.
Saludos

Duba dijo...

Antonio y M.Eugenia no sabéis la ilusión que me hace que me estéis contestando desde China. Vosotros que como a mi os apasiona viajar tenéis que reservar unos días para conocer Irán. Y después andar por todos esos países que acaban en "istán", Irán os va a parecer el país más civilizado del mundo.
Besos y a seguir disfrutando de unas vacaciones que siempre son más cortas de lo que desearíamos.

aitor dijo...

Duba! No dejo de leer el articulo sobre IRAN. Creo que es muy acertado y da una imagen buenisima del pais. Inolvidable. Aunque me gustaria ayudarte te animo a que acabes esa pelicula con esos videos tan fascinantes que salieron. Un abrazo. AITOR

Duba dijo...

Gracias Aitor.....yo también te quiero.
Dentro de muy poco espero tener finalizada la peli, está quedando muy guapa y tu eres el protagonista.