4.9.12

Volcán Villarrica. Esquiar en la Casa del Diablo


En el idioma mapudungun, la lengua de los mapuches, el orgulloso pueblo amerindio que habita al sur del río Bio-bio al que los españoles no pudieron sojuzgar y que hoy en día sigue resistiendo frente al implacable proceso de aculturación y expropiación de tierras por parte del estado chileno, al Volcán Villarrica lo llaman Rucapillán: La Casa del Demonio.

Y ciertamente que el demonio habitaría en un paraje así: Un impresionante y perfecto cono volcánico que amenazante arroja continuas fumarolas al cielo, cubierto por un impoluto manto blanco que contrasta con el verdor intenso del frondoso paisaje de La Araucanía.

La paradoja es que para un esquiador de montaña un lugar así sería más bien el cielo. La perfección hecha montaña. Más de 1.600 metros de desnivel de amplias laderas cargadas de nieve en la que realizar giros hasta el agotamiento dominando el exuberante paisaje que se extiende a nuestros pies: bosques, lagos, praderías y montañas por doquier.

Tras un agotador viaje de dos días en el que cené en Barajas, desayuné en Ezeiza recien llegado a Buenos Aires, almorcé en Aeroparque frente al río de La Plata y cené en Santiago de Chile, llegué puntual a mi cita de madrugada con Aitor y Esti en la villa de Pucón, al pie del Lago Villarrica, en la región chilena de la Araucanía.

Pucón es una agradable villa turística especializada en multiaventura. Uno de los centros más importantes de Sudamérica. En temporada alta se abarrota de turistas buscando emociones fuertes en el volcán y el lago.

Ahora no lo es y la tranquilidad que solemos buscar inunda sus calles. Una quietud que nos permite ascender al Volcán casi sin gente, pasear por la ciudad sin agobios y disfrutar de las termas en exclusividad. Solamente una pequeña estación de esquí en la falda del volcán y algunos viajeros recorriendo Chile rompen la quietud del lugar.


Nuestros días en Pucón transcurrieron gratamente, pero nuestra estancia toca a su fin y es hora de volver a ponerse en marcha.

Otro hermoso volcán nos espera ....



4 comentarios:

Jose / Txefo dijo...

Envidia... ¡pero en breve la quito! Nos vemos pronto por Chile!!! Qué ganas que llevo...

txastimendiak dijo...

Qué envidia y qué buenos recuerdos!!! Ya veo que no paráis cuadrilla. Un fuerte abrazo y disfrutar...que aquí con suerte algunos curramos!!

Duba dijo...

Txefo...esto es alucinante...hay volcanes de conos perfectos por todos lados. Nos vemos muy pronto. Abrazos.

Duba dijo...

Abrazos Txasti. Los recuerdos tienen que ser buenísimos porque esta zona es perfecta para el esquí de montaña. Ya sabes que suelo consultar tu blog para asesorarme. Abrazos.